8.22.2019

La Amazonía devorada por el saqueo capitalista

Foto de Tamanduá huyendo, quemado vivo, agosto 2019.

La Amazonía devorada por el saqueo capitalista

Por Cecilia Zamudio

La Amazonía está siendo aniquilada por saqueo capitalista: deforestada por multinacionales mineras y latifundio, codiciadas sus tierras para el agro industrial, la ganadería masiva, codiciados sus recursos para el aberrante modo de producción capitalista. Lleva tres semanas ardiendo. Miles de animalitos calcinados, decenas de especies ya en extinción desapareciendo, la mayor selva del planeta diezmada, pueblos indígenas desplazados y exterminados al extinguirse su hábitat... Y todo para que un puñado de multimillonarios capitalice sobre el saqueo del planeta. CAPITALISMO ES BARBARIE.

No, no es "el fuego", así en abstracto, de "surgimiento espontáneo" el que arrasa con la Amazonía, porque ese fuego es provocado, tiene detrás intereses muy concretos: las multinacionales mineras, las del agro industrial. Son grandes consorcios capitalistas los que se lucran sobre el saqueo del planeta.




No, no es solamente Bolsonaro el problema: Bolsonaro es un matarife más del capitalismo transnacional. Las multinacionales, los latifundistas, toda la clase explotadora y su sistema criminal, el capitalismo, son los que saquean el planeta, los que explotan a las y los trabajadores, los que provocan ecocidios, genocidios, los que ordenan los asesinatos de campesinos, indígenas y ambientalistas para callar su lucha, los que bombardean las mentes de la clase explotada a través de sus medios de alienación masiva, los que desgarran nuestras vidas con su modelo de explotación, sumisión y destrucción de todo tejido comunitario. Para dividirnos nos bombardean con paradigmas alienantes como el individualismo, el racismo, el machismo, la xenofobia. Nos incitan incesantemente al consumo, inútil "compensatorio" de las soledades impuestas. Para someternos y explotarnos mejor, nos bombardean con manipulación y enajenantes, cuando no usan directamente bombas como en las guerras imperialistas que implementan contra pueblos enteros, con la finalidad de arrodillarlos a un mayor saqueo de sus recursos.

Bolsonaro es nefasto, sí, pero no está solo; él no es más que la ficha de turno del Capital: la burguesía siempre echa mano de su herramienta fascista para reprimir el descontento social y para incrementar los niveles de explotación contra las y los trabajadores, para incrementar los niveles de saqueo del planeta. El problema de fondo es el sistema socioeconómico.

Es un imperativo vital luchar contra este sistema de explotación, saqueo y barbarie. No es solamente cuestión de "dejar de comer carne", es cuestión de comprender las raíces estructurales, sistémicas, de tanta barbarie, y de dar la lucha en todos los espacios de nuestras vidas, una lucha por elevar los niveles de consciencia relativa a cómo funciona este sistema de clases, una lucha por organizar respuestas colectivas, no solamente individuales, para lograr mayor efectividad... La humanidad y el planeta lo necesitan.

____________________________

____________________________













SEGUIR LEYENDO...

8.20.2019

Feminicidio galopante en el Capitalismo: las mujeres dicen BASTA


Feminicidio galopante en el Capitalismo: 
las mujeres dicen BASTA


Varios policías se llevan a una adolescente y la violan. No es la primera vez que pasa algo similar. El Feminicidio(1) avanza moliendo vidas, por todo el planeta: el Feminicidio se incrementa al amparo de un sistema, el capitalismo, que promueve misoginia a través de su industria de alienación cultural; un sistema en el que los medios de comunicación están en manos de un puñado. La clase explotadora usa los medios para alienar a la clase explotada, inyectando machismo y racismo porque son paradigmas de sumisión y explotación, de división de la clase explotada. 

El Feminicidio galopa desenfrenado al amparo de un sistema, el capitalismo, profundamente patriarcal, racista y clasista, que banaliza la explotación y la tortura porque sobre ellas se yerguen fortunas, galopa en un sistema que produce violadores a granel. 

Millones de niños son hoy educados en la misoginia, en el porno y la banalización de la injusticia y la crueldad, marinados en machismo y bombardeados por la industria de alienación masiva (televisión, cine, publicidad, video juegos, productos de la industria musical profundamente misóginos, etc): una educación que lesiona la capacidad de empatía y genera violadores en masa.

El Feminicidio galopa en un sistema, el capitalismo, en el que las mujeres son utilizadas como "chivos expiatorios" de toda la rabia que genera un sistema de explotación, por su carácter injusto y maltratador. La clase explotadora promueve misoginia, racismo, xenofobia, banalización de la tortura, para desviar la rabia de las y los explotados, para que esa rabia nunca llegue contra los grandes capitalistas, que son quienes explotan a las y los trabajadores y saquean el planeta hasta la médula, que esa rabia se quede estallando entre la misma clase explotada pulverizada, desmembrando vidas, comunidades y toda posibilidad de organización para subvertir este abyecto sistema de explotaciones concatenadas.

El Feminicidio galopa en un sistema, el capitalismo, en el que el aparato judicial beneficia siempre a la clase explotadora y a sus matones, dejando en impunidad a los ladrones de cuello blanco mientras se ceba contra quien roba un pan, dejando en impunidad a los banqueros que desahucian familias enteras mientras encarcela a quien busca un techo, dejando en impunidad a las multinacionales que saquean montañas y ríos, mientras encarcela durante décadas a las y los campesinos e indígenas en lucha. El Feminicidio galopa en un sistema, el capitalismo, cuyo aparato judicial deja en impunidad total o parcial a los violadores de mujeres y niñas (en total impunidad o con penas ínfimas por violar y destruir vidas). El Feminicidio galopa cuando los militares, los policías y demás encargados de reprimir a los pueblos y salvaguardar al Capital, son cobijados de impunidad por las violaciones que cometen... 

A los capataces del Capital se les paga también con prebendas que incluyen impunidad por las torturas cometidas. Los policías violadores resultan en la mayoría de los casos impunes. Los militares gozan también de impunidad. Los militares estadounidenses gozan de total inmunidad en ciertos países, cuyos gobiernos títeres han firmado convenios que los eximen de ser perseguidos por las violaciones sexuales que cometan (por ejemplo, el gobierno colombiano firmó un convenio que les otorga inmunidad a los militares estadounidenses, incluso por violaciones sexuales. Hay decenas de niñas que fueron llevadas a bases militares y violadas, que han sido incluso filmadas, que no obtendrán "justicia" alguna en virtud de este convenio).

En México las mujeres dicen ¡BASTA! 
Las mujeres toman las calles hastiadas del Feminicidio; y los medios de alienación titulan que "las mujeres son violentas y destruyen monumentos", pero guardan silencio sobre la impunidad casi absoluta que desde siempre y estructuralmente cobija a las fuerzas represivas, incluso en casos de violaciones sexuales, torturas y desaparición forzada...  A la clase explotadora, propietaria de los medios de comunicación, le parece más "violenta" una pintada callejera que la violencia cotidiana y brutal contra las mujeres, o que la violencia impune ejercida por los aparatos represivos contra la población. A los medios, propiedad de la burguesía, siempre les parecerá más violenta la persona que protesta contra la injusticia, que la injusticia en sí, porque de un sistema profundamente injusto sacan sus privilegios.

Varios policías se llevan a una adolescente y la violan. Otro policía viola a una niña en un baño de un museo. En México, cada 18 segundos violan a una mujer, y cada día 9 mujeres son asesinadas por violencia machista. En el mundo se estiman en no menos de 6 feminicidios cada hora en el ámbito familiar (asesinatos perpetrados predominantemente por la pareja o expareja) sin contar los feminicidios que ocurren fuera del ámbito familiar. El 60 % de las 87.000 mujeres que fueron asesinadas en 2017 en todo el mundo fueron víctimas de un crimen machista cuyo perpetrador fue su expareja o un familiar, según denuncia un informe de naciones Unidas (2). El informe arroja que 15 millones de muchachas adolescentes (de entre 15 y 19 años) de todo el mundo han sido obligadas a relaciones sexuales forzadas en algún momento de sus vidas. Según los datos recogidos en 30 países, solamente el 1 por ciento de ellas ha buscado ayuda profesional. Las cifras de violaciones intrafamiliares o extrafamiliares son elevadísimas, y aún así, no reflejan sino una pálida punta del iceberg de una realidad brutal. El empobrecimiento por saqueo capitalista aboca a la aberrante explotación de la prostitución a las mujeres más empobrecidas de la clase explotada mundial (coacción económica). La cifras de la Trata (tráfico de seres humanos y prostitución con coacción violenta), arrojan que los proxenetas capitalizan más de 32 millones de dólares al año: más de 4 millones de mujeres y niñas víctimas, en su inmensa mayoría mujeres de la clase explotada (cifras en aumento). 

El Feminicidio es una realidad tangible, que cabalga al amparo de un sistema que promueve incesantemente misoginia a través de su aparato cultural, que cabalga en un sistema de explotaciones concatenadas.

Las mujeres toman las calles hastiadas de tanta barbarie, del Feminicidio galopando, de la impunidad que cobija a los policías violadores, de las injusticias y agresiones cotidianas y continuadas que padecemos las mujeres bajo este sistema criminal que promueve misoginia y Feminicidio. 
____________________________

____________________________

Notas:

(1). Feminicidio no es únicamente el homicidio contra una mujer por violencia machista; en un sentido integral el Feminicidio es también el asesinato del derecho a la integridad, las violaciones sexuales y todas las violencias ejercidas contra las mujeres. El Feminicidio como realidad social se compone de todo el ámbito de la barbarie misógina y crece de manera dramática en el capitalismo.

(2). Ending violence against women, facts and figures, UN WOMEN, 2018

____________________________








Foto México DF, agosto 2019, automóvil de la policía tras las protestas masivas, luce la palabra VIOLADORES en su parte delantera: que lo que calla el sistema y su impunidad, lo grite la calle.




SEGUIR LEYENDO...

6.29.2019

Miles de vidas ahogadas en la infamia de un sistema que provoca éxodo y genocidio


Miles de vidas ahogadas en la infamia de un sistema que provoca éxodo y genocidio


Valeria no alcanzó a comprender el por qué esa frontera se tragaba sus vidas, no comprendió, desde sus dos añitos, que la codicia de un puñado de multimillonarios arroja a millones de seres humanos a la angustia del vientre vacío y el techo de lluvia, no comprendió los llantos de sus padres, rotos de desesperación frente a la explotación y la miseria, los llantos sin mañana al despedirse de la abuela al momento de partir, para intentar llegar a ese país del norte que exhibe lujos escondiendo su miseria, ese país del norte cuyas multinacionales se enriquecen saqueando a todo el planeta, ese país del norte que construye muros de infamia entorno al botín saqueado a América Latina, África y Asia.

Valeria Martínez y su padre, Óscar Martínez, fallecieron devorados por las fauces de un sistema que empobrece y rechaza a los empobrecidos: miles de latinoamericanos pierden la vida o son desaparecidos cada año al intentar franquear la frontera-fortaleza de EEUU: los migrantes siguen simplemente la ruta que previamente han tomado las riquezas succionadas a América Latina por el saqueo multinacional, pero EEUU succiona las riquezas pero rechaza a las personas. La bebé Valeria y su padre, murieron en ese intento de escapar de la pesadilla de miseria a la que el capitalismo arroja a millones de personas, se ahogaron en la infamia de un sistema que provoca éxodo poblacional y genocidio.

Millones de seres humanos son forzados a migrar por el empobrecimiento que causa el saqueo capitalista de sus países: van desde los países más brutalmente saqueados por multinacionales, hacia las metrópolis capitalistas; pero esas metrópolis, como la UE y EEUU, quieren las riquezas de África, Asia y América Latina; pero a las personas no.

Cabe tener muy presente que la situación de saqueo capitalista y empobrecimiento medular que padecen decenas de países de África, Asia y América Latina, es mantenida mediante el exterminio sistemático de toda reivindicación social y política, mediante la eliminación física de las mujeres y hombres revolucionarios que han emprendido la lucha por la emancipación de los pueblos (no es ninguna fatalidad): el imperialismo estadounidense y europeo implementa guerras y sistemática injerencia contra los pueblos cuyos recursos son codiciados (golpes de Estado, exterminio político, guerra contrainsurgente); de esta manera instaura y perpetúa regímenes favorables al saqueo que perpetran sus multinacionales. 

La trágica muerte de este padre y su hija que perdieron la vida al intentar cruzar el Río Bravo para llegar a Brownsville, nos remite a pensar en las causas profundas de este drama. La familia llevaba dos meses de trayecto migratorio desde El Salvador, país que padece empobrecimiento medular por saqueo capitalista, en el que la lucha de liberación fue truncada mediante el terror inyectado por EEUU, que implementó mecanismos contrainsurgentes brutales: agresión militar, bombardeos, paramilitarismo y tortura. EEUU agredió al Salvador y al pueblo en lucha para mantener al país sometido... Y así está hoy el Salvador: con un empobrecimiento dramático, un campesinado pauperizado y desposeído, desnutrición infantil que merma la vida de millones de pequeños, y unas "Maras" o pandillas que no son otra cosa que el producto promovido por la CIA dentro de su Estrategia del "caos controlado": fomentar Maras, pandillas y paramilitarismo (todos retroalimentados por el Narco y con vínculos con las fuerzas represivas de los Estados funcionales al gran Capital) es la manera perversa que emplea la CIA para desviar la rabia y frustraciones de los jóvenes más empobrecidos, contra sus propios hermanos, contra sus comunidades: se trata de pulverizar el tejido social, concretamente lo que busca EEUU es evitar que la juventud vuelva a tomar el camino de la consciencia y la lucha por la liberación de su pueblo. El camino de la lucha contra el saqueo capitalista, contra la oligarquía local y transnacional, es impedido a toda costa. Por eso florecen las Maras, el Narco y el paramilitarismo en América Central: hay una planificación del "caos controlado", son un mecanismo de control social para proteger a la burguesía nacional y transnacional de una nueva lucha popular por la liberación del saqueo capitalista y su correlativo empobrecimiento, y este mecanismo de control social participa de torturar al pueblo, a la clase explotada.

El saqueo capitalista, el empobrecimiento medular que causa, y las estrategias represivas de mantenimiento de la injusticia social, son las razones del dramático éxodo poblacional desde los países saqueados hacia las Metrópolis capitalistas.

Miles de seres humanos pierden la vida anualmente en el trayecto migratorio hacia la UE (según la OIM más de 3000 personas pierden la vida cada año en la travesía migratoria del Mediterráneo, además de las que fallecen surcando el Atlántico hacia las Canarias, y de las que fallecen en el desierto africano o en la ruta desde Medio Oriente); son también miles los seres humanos que pierden sus vidas en el trayecto migratorio hacia EEUU, mueren de sed, de hambre, de ahogamiento y calcinados por el sol: es un genocidio que produce el capitalismo, un sistema que empobrece y excluye a millones de personas de una vida digna, para que un puñado de capitalistas aumenten sus fortunas. Los mismos rapaces que saquean y empobrecen, paralelamente imponen políticas migratorias contra los desposeídos, les ponen el trayecto cada vez más difícil y peligroso: obligándolos, para intentar evitar todo el aberrante dispositivo fronterizo, a travesías de mares, ríos y desiertos en condiciones de espanto. El saqueo capitalista y las criminales políticas migratorias de las metrópolis capitalistas causan un genocidio descomunal. 

Miles de seres humanos, mujeres, hombres e incluso niños, quedan sepultados anualmente en las rutas migratorias: calcinados en el desierto, vencidos de sed y pavor, desgarrados en trenes de espanto, desollados por el cemento bajo camiones transfronterizos, torturados y violados en etapas interminables; miles de vidas quedan en las espumas de los mares, en el aullido del desierto... sus voces y sus risas son apagadas por la abyección de un sistema en el que un puñado de multimillonarios acumula, en base a la explotación que perpetra, una riqueza igual a la suma con la que malvive la mitad del planeta.

Una vez en las metrópolis capitalistas, si logran llegar, y si logran evitar cárceles infames y deportación, los migrantes serán la parte más empobrecida y criminalizada de la clase explotada: los patronos de toda laya sacan inmensas ganancias de la esclavitud moderna a la que aboca el saqueo capitalista y las leyes migratorias a millones de seres humanos. 

Los niveles de sufrimiento, explotación, saqueo, destrucción y muerte que produce la clase explotadora y su sistema capitalista, hacen estallar el alma humana y desangran el planeta.

Nuestras hermanas y hermanos muertos y desaparecidos no desaparecerán de nuestra consciencia y lucha por salir de la barbarie capitalista; no podemos seguir con lágrimas vacías de consciencia frente a este genocidio que se incrementa a la par que crecen las cuentas bancarias de ese puñado de hombres-caja-fuerte que capitalizan sobre el saqueo del planeta y la explotación de los pueblos.

____________________________

Blog de la autora: 
---------------------------

NOTA:
Fotos tomadas de la prensa, de la tragedia que no cesa en la frontera descomunal que EEUU ha erigido contra las personas que migran, siguiendo simplemente la ruta que siguen las riquezas saqueadas de América Latina.
Tomamos partido de mostrar esta triste fotografía, porque lo que el capitalismo hace debe ser mostrado, ya bastante se encargan los publicistas de mostrarnos este abyecto sistema como una nubecita mullida, ya bastante se encargan los propagandistas del sistema de hacer malabares con eufemismos para ocultar la verdadera cara del capitalismo, que es barbarie, terror, explotación, sufrimiento largo y genocidio.
SEGUIR LEYENDO...

6.03.2019

Capitalismo, Sionismo y Genocidio: Palestina descuartizada



Capitalismo, Sionismo y Genocidio: Palestina descuartizada



Entre bombardeos, muertes de física hambre y cinismo sigue la tortura contra Palestina. Naciones Unidas anuncia una crisis humanitaria en la que un millón de personas están en riesgo de quedarse sin alimento en Gaza[1] y en la que las amputaciones debido a las agresiones israelíes y la precariedad sanitaria aumentan de manera trágica; Europa sigue apuntalando al régimen de Israel (con cabildeo, fondos e inclusión en todos sus festivales[2] para hacerle así propaganda a su régimen predilecto en Oriente Medio); Israel sigue aduciendo, en cinismo extremo, que lo que perpetra es "preventivo" y "defensivo".

Israel, apuntalado por EEUU y la UE, es el ocupante y gendarme para garantizar el saqueo capitalista en toda la región. De manera recurrente, cada cierto tiempo, Israel desata sus bombarderos sobre el pueblo palestino: toneladas de bombas que se suman a los francos tiradores, al bloqueo, a los arrasamientos de casas de familias palestinas, a los encarcelamientos masivos, a las desapariciciones forzadas, a la privación de agua, al robo de tierras, etc. 

El sionismo israelí perpetra un genocidio: miles de niñas y niños palestinos, miles de personas, quedan fragmentadas de dolor y esquirlas por los bombardeos israelíes, miles de muertes estampadas en la Historia del Capitalismo y del sionismo, estampadas en la complicidad europea y estadounidense, en la manipulación mediática y en el silencio que arropa a los genocidas.

El Estado de Israel sigue alienando a los niños israelíes desde muy pequeños, les martillea la teoría racista del sionismo desde las escuelas, para convertirlos en futuros soldados de odio y exterminio, legitimadores de la barbarie con enajenantes diatribas supremacistas y religiosas. A los niños israelíes, el Estado sionista les organiza constantes "visitas militares". Incluso los invitan a firmar y dibujar sobre los misiles, a escribir "dedicatorias" sobre las bombas [3] que luego harán volar por los aires a los niños palestinos, a los niños libaneses, descuartizando sus cuerpitos y sus sueños. Esos son los niveles de alienación para sustentar la barbarie. 

Al pueblo palestino lo privan de sus tierras, del mar, del acceso al agua potable y al agua para la agricultura, de escuelas y sanidad; lo encarcelan, lo torturan, lo bombardean, lo desaparecen; le hacen padecer humillaciones cotidianas y explotación aberrante (los capitalistas sacan múltiples provechos de la ocupación colonial, como el acaparamiento de tierras y los seres humanos despojados y desesperados, abocados a padecer esclavitud).

A los que pretenden que "es una guerra y todos son igual de malos", recordarles que Israel es el ocupante, y recordarles la desproporción que hay entre un niño palestino tirando piedras y un tanque arrasando una casa; entre un pueblo bajo régimen colonial luchando por sus derechos y el ocupante bombardeando con toneladas de bombas: una desproporción descomunal. Dar por cierta la Falsimedia israelí de que la aviación israelí lo que hace son supuestos "bombardeos defensivos", es cinismo puro.


El Estado de Israel fue creado en la tierra de Palestina por iniciativa del colonialismo británico (avalado por la Liga de Naciones, institución imperialista predecesora de las Naciones Unidas). El colonialismo británico ocupó y saqueó la región antes de perpetrar su soberbio "pase colonial" al sionismo (en 1917 Declaración de Balfour, en 1947 la Partición de la ONU y el punto de partida del plan de masacres sionistas para desplazar a los palestinos). Desde la Declaración de Balfour, apoyo del colonialismo británico al sionismo en misiva dirigida al Barón Walter Rothschild y a la Federación Sionista, se gestaría la ocupación sionista de Palestina. «La Declaración de Balfour se arraigaba en la política colonial racista de la denegación. No mencionaba siquiera al pueblo palestino, que conformaba más del 90% de la población del país que Gran Bretaña pretendía regalar(...) La Declaración es típica del estilo supremacista blanco y encaja con la noción de una tierra sin pueblo [para un pueblo sin tierra], creada para justificar la colonización europea y la negación de los derechos fundamentales de los palestinos»[4]. El sionismo tiene una filiación histórica e ideológica  con el colonialismo europeo y su racismo supremacista. «El sionista Herzl escribió acerca de la tierra reclamada por el sionismo y el establecimiento de un Estado de colonos blancos en Palestina: "Conformaríamos ahí parte de una muralla defensiva para Europa en Asia, un puesto de avanzada de la civilización contra la barbarie"»[ibídem]. Israel ha sido fundamental para las políticas de Occidente en Oriente Próximo, para el saqueo de su petróleo y riquezas. El Estado colonial y genocida de Israel es funcional y mantenido por el gran Capital transnacional para viabilizar el saqueo capitalista de toda una región del mundo.

El 9 de abril de 1948, más de 250 palestinos fueron asesinados por bandas sionistas en la aldea palestina de Deir Yassin, provocando masivos desplazamientos forzados de poblaciones. A esta masacre le siguieron numerosas masacres. Cada mes de mayo el sionismo celebra "la independencia del Estado de Israel", mientras los palestinos recuerdan "La Nakba" (la Catástrofe). La presa política palestina Dareen Tatour, expresa: "Esta victoria que se celebra es a costa de lo que hizo el movimiento sionista en lo que llama su Guerra de Independencia: las milicias sionistas y luego el ejército llevaron a cabo alrededor de 70 masacres en las que murieron unos 15.000 palestinos y destruyeron unas 531 ciudades" [5].


Las masacres perpetradas por las milicias sionistas, que tenían por objetivo abrir un camino para la creación del Estado de Israel, forzaron a cientos de miles de palestinos a huir de sus aldeas y pueblos en Palestina con destino a los países vecinos: Jordania, Líbano Siria y Egipto. Otra parte de los palestinos fue desplazada a la Franja de Gaza y a Cisjordania. Después de más de siete décadas desde su expulsión de Palestina, los palestinos siguen encontrando formas de presionar por su derecho a regresar a sus hogares. Una de estas formas, es organizar protestas semanales en la frontera entre Gaza e Israel. Desde que empezaron las manifestaciones conocidas como la Gran Marcha del Retorno, en marzo del 2018, 305 palestinos han sido asesinados y 17.335 resultaron heridos a manos de los soldados israelíes, entre los heridos hay 3.565 niños [6].

Mayo 2019 inició con otra nueva agresión de la aviación israelí, que perpetró masivos ataques contra la Franja de Gaza, dañando infraestructura y 13 escuelas palestinas [7], asesinando a 29 palestinos e hiriendo a 200 tan solo en la primera semana. Vidas arrasadas, heridos que se suman a los miles de asesinados y mutilados por los constantes ataques israelíes. Entre las víctimas de estos bombardeos israelíes, se encontraban una bebé de 14 meses, Saba Mahmud Abú Arar, y su madre, Falastin Abu Arar, de 37 años, que estaba embarazada. Estaban en su casa cuando un cohete israelí impactó contra la vivienda. 


Estos bombardeos se suman a los arrasamientos que perpetra el ejército israelí para forzar al desplazamiento de familias palestinas: Solo el 29 de abril, las autoridades israelíes demolieron 31 estructuras en varios barrios palestinos de Jerusalén, el número más alto de arrasamientos en un sólo día desde que se tiene registro en 2009 [8]. A lo anterior se suman los asesinatos perpetrados por los francos tiradores del ejército israelí y los encarcelamientos masivos contra la población palestina, siendo que el régimen israelí tiene incluso a centenares de niños palestinos encarcelados.

​Jamie McGoldrick, coordinador de Naciones Unidas para el Territorio Palestino Ocupado, dijo que Israel disparó a 7.000 palestinos en protestas durante el año pasado. Muchos de ellos fueron heridos en la parte inferior de las piernas. “Hay 1.700 personas que necesitan cirugías serias y complicadas para poder volver a caminar”. Los heridos necesitan rehabilitación y "una cirugía de reconstrucción ósea muy compleja durante un período de dos años antes de que empiecen a rehabilitarse"[9]. Los hospitales locales, que padecen el bloqueo israelí (cuando no han sido pulverizados por bombardeos) no están en la capacidad de llevar a cabo el tratamiento necesario para quienes corren el riesgo de sufrir una amputación. Este año se han realizado un total de 120 amputaciones, 20 de ellas en niños.
La tortura contra el pueblo palestino alcanza cotas que deberían remover a la humanidad. Por causa del bloqueo y la colonización, los dramas humanos son incontables, como el de la niña gazatí Aisha Lulu, de 5 años, que murió de cáncer en soledad, porque Israel les negó a sus padres el permiso para salir de la Franja de Gaza para poder acompañarla en su agonía. La pequeña pasó sus últimos momentos de consciencia en Jerusalén, con una señora casi desconocida porque sus padres no obtuvieron el permiso de Israel [10].
El sionismo es herramienta fascista del capitalismo transnacional para reprimir, agredir y saquear, no solamente al golpeado pueblo palestino, sino a todos los pueblos de la región. Se cuestiona al sionismo y al gran Capital transnacional que lo implementa y lo sostiene como arma (no es cuestión aquí de "los judíos", sino del sionismo: hay incluso algunos judíos que se han opuesto al sionismo y han sido también brutalmente reprimidos por el Estado de Israel). Toda infamia que se tapa con el barniz de "creencias religiosas", tiene raíces económicas, raíces en los intereses de la clase explotadora: la inquisición, su barbarie y la acumulación de riquezas; el genocidio contra el Abya Yala (América) y el pretexto de "llevar la fe" mientras el colonialismo europeo perpetraba la gigantesca acumulación capitalista originaria, son dos ejemplos de muchos. Aquí se trata también de eso, de masacres y ocupación que inflan los bolsillos de unos cuantos. Se trata del genocidio contra el pueblo palestino que perpetra el capataz del gran Capital en la región, es por eso que la complicidad de las potencias imperialistas es constante.​


Para lograr ponerle fin a este Genocidio, no basta con "llamamientos" a una institución de Naciones Unidas que ha demostrado con creces su naturaleza pro imperialista; habría que empezar por mirar las raíces estructurales del genocidio y la manera en que forma parte integral de la barbarie capitalista y del saqueo transnacional, habría que desenmascarar la manera en que las burguesías se unen para sojuzgar a los pueblos, habría que cesar la criminalización ejercida contra los pueblos que se defienden del colonialismo, de la bota ocupante, del imperialismo y del saqueo capitalista. Ponerle fin al genocidio contra el pueblo palestino, y al genocidio y saqueo que padecen otros pueblos del mundo, está indisociablemente vinculado con la lucha contra el capitalismo.



______________________________________________

Blog de la autora: www.cecilia-zamudio.blogspot.com 
______________________________________________


NOTAS:

[1] Un millón de personas en riesgo de quedarse sin alimento en Gaza: http://palestinalibre.org/articulo.php?a=73038

[2] Entre los festivales que apuntalan la ocupación, obviando el Genocidio contra el pueblo palestino, destaca el concurso de la Red de Distribución de Televisión de Eurovisión, que está controlada por la Unión Europea de Radiodifusión (UER) y puede alcanzar audiencias potenciales de más de mil millones de personas. 

[3] Hay numerosa documentación fotográfica del adoctrinamiento que padecen las y los niños a manos del Estado israelí. Entre las fotografías más reveladoras se encuentran las que realizó la agencia AP, de varias niñas firmando obuses antes de ser lanzados sobre el Líbano. "Desde temprana edad, estos chicos son adoctrinados y educados bajo estas señales, cuyo resultado es lo que hoy se observa. No es extraño ver niños israelíes escribiendo mensajes en los misiles que son lanzados por sus militares, deseándoles éxitos y la máxima cantidad de víctimas. Tampoco es extraño ver cómo colonos, paramilitares y los propios militares israelíes, se jactan y se enorgullecen de agredir, torturar e incluso asesinar a palestinos. Camisetas con frases como “Una bala dos muertos”, refiriéndose a disparar a mujeres palestinas embarazadas, o como asesinar a chicos palestinos, son llevadas con orgullo por los militares".
http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=37850 

[4] «La Declaración Balfour se arraigaba en la política colonial racista de la denegación. No mencionaba siquiera al pueblo palestino, que conformaba más del 90% de la población del país que Gran Bretaña pretendía regalar».
http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=46946
[5] Dareen Tatour: «El establecimiento de Israel se produjo con la destrucción de 531 aldeas palestinas por las milicias sionistas y el primer ejército de Israel. En el área de Acre 30 aldeas fueron destruidas, 64 aldeas en el distrito de Ramla, 31 aldeas en Bisan, 88 aldeas cerca del poblado Beer Sheva, 46 aldeas en Gaza, 59 por Haifa, 16 en Hebrón, 25 alrededor de Jaffa, 39 cerca de Jerusalén, seis por Jenin, cinco por Nazaret, 78 fuera de Safad, 26 por Tiberíades y 18 en el área de Tulkarem(...) Se conmemora el aniversario de la Nakba, como aniversario del desarraigo, desplazamiento, terrorismo y limpieza étnica. (...) Han transcurrido 71 años de privación de derechos en los que nuestra tierra fue colonizada principalmente por personas que vinieron de todo el mundo, afirmando que Palestina estaba vacía según el tópico del siglo XX: "Una tierra sin un pueblo para un pueblo sin tierra"»

[6] Ministerio de Salud palestino en Gaza, estadísticas sobre los ataques de las fuerzas israelíes contra manifestantes palestinos durante "La Gran Marcha del Retorno" a lo largo de las fronteras orientales de la Franja de Gaza, entre el 30 de marzo de 2018 y el 14 de mayo de 2019.




[10] Aisha Lulu, de 5 años murió de cáncer en soledad, porque Israel les negó a sus padres el permiso para salir de la Franja de Gaza. 


SEGUIR LEYENDO...

5.11.2019

Ambientalistas y líderes sociales declarados “objetivo militar” por oponerse al saqueo capitalista



Ambientalistas y líderes sociales declarados “objetivo militar” por oponerse al saqueo capitalista

Por Cecilia Zamudio

 

«Hemos recibido cientos de amenazas de paramilitares que dicen que nos declaran objetivo militar porque nos oponemos al “desarrollo”. ¿Cuál desarrollo? Si en nombre de ese desarrollo esclavizaron a mi comunidad , en nombre de ese desarrollo nosotros hemos vivido en condiciones de empobrecimiento y es por eso que hemos decidido luchar por defender ese territorio». Francia Márquez.


La herramienta paramilitar perpetró un atentado contra la ambientalista y lideresa comunitaria afrodescendiente Francia Márquez, y contra una docena de activistas, mientras se encontraban en una reunión de la Minga, en Santander de Quilichao. Esto es el Terrorismo de Estado en Colombia: exterminio para servirle al capitalismo transnacional. 

Francia Márquez, lideresa social opositora al saqueo que multinacionales mineras y energéticas perpetran en Colombia, opositora a la devastación ambiental provocada en ríos del Cauca, luchadora incansable junto con su comunidad por el río Ovejas, expresaba en una reciente entrevista la correlación entre saqueo multinacional, crimen ambiental y crimen contra la salud de comunidades enteras: "El gobierno entregó, sin consultar a la comunidad, títulos de explotación minera a grandes empresas transnacionales(...) En territorios como el mío, la gente no tiene agua potable, tiene que esperar a que llueva para tomar agua o tiene que ir hasta el río. El agua que consumimos de esos ríos está envenenada. No sabemos cuánto mercurio tenemos en la sangre, ni siquiera tenemos acceso a una salud adecuada. La comida que nosotros vamos a estar produciendo en la comunidad también va a estar contaminada"[1]. 

Al lugar de la reunión en que se hallaba Francia Márquez con 16 personas más, llegó la herramienta paramilitar en la tarde del 4 de mayo: empezaron a disparar y lanzaron granadas. Los atacantes fueron repelidos por los esquemas de protección de los líderes sociales, resultando dos escoltas heridos [2]. Así actúa el Terrorismo de Estado para intentar acallar la reivindicación social y política contra el saqueo capitalista de Colombia.

Desde la firma de los llamados "acuerdos de paz", la guerra del capitalismo transnacional contra el pueblo colombiano sigue en aumento: van más de 600 líderes sociales [3] y más de 129 exguerrilleros asesinados por la herramienta paramilitar y militar del Estado colombiano [4] (el más reciente de ellos fue torturado a manos del ejército [5]). Centenares de sindicalistas, ambientalistas, maestros, líderes agrarios, estudiantiles, comunitarios, han sido asesinados por la herramienta paramilitar y militar para callar la protesta contra el saqueo capitalista de Colombia, para callar la oposición al empobrecimiento por despojo de las tierras y recursos... Asesinados para amarrar Colombia a la devastación que perpetran las multinacionales. 

Francia Márquez denuncia que en territorios riquísimos pero empobrecidos por el saqueo multinacional, la presencia del Estado es únicamente represiva: "Los niños no tienen acceso a educación de calidad, tienen unas escuelitas que están deterioradas. La gente ha sido desplazada, y hoy están en cordones de miseria de las grandes ciudades(...)"[6]. Colombia es el país del mundo con más desplazados internos [7]: más de 7,7 millones de personas han sido despojadas de sus tierras y desplazadas forzadamente por la herramienta paramilitar y militar, para vaciar de habitantes y de protestas las zonas más ricas del país. Las multinacionales explotan yacimientos mineros e intoxican la tierra en el agro-industrial, pulverizan montañas y privatizan ríos, hambreando a la población y asesinando a quienes se oponen al saqueo. El desplazamiento forzado sigue incrementándose en 2019.

“Somos descendientes de esclavos africanos. Vivimos de la minería artesanal y la agricultura. No somos dueños de la naturaleza, somos parte de ella”[8], expresó Francia Márquez. «Hemos recibido cientos de amenazas de paramilitares que dicen que nos declaran objetivo militar porque nos oponemos al “desarrollo”. ¿Cuál desarrollo? Si en nombre de ese desarrollo esclavizaron a mi comunidad , en nombre de ese desarrollo nosotros hemos vivido en condiciones de empobrecimiento y es por eso que hemos decidido luchar por defender ese territorio, lo cual implica poner en riesgo hasta la propia vida»[ibídem].

Según reportan, esta vez el atentado del Terrorismo de Estado no causó víctimas mortales, aunque psicológicamente la comunidad se encuentra afectada. En la reunión, acordada para sintetizar las reivindicaciones de la Minga contra el saqueo capitalista (reivindicaciones a presentar en la cita con el gobierno en mayo), se encontraban, además de Francia Márquez, Clemencia Carabalí, Sofía Garzón, Carlos Rosero, Víctor Moreno y otros líderes sociales y defensores de DDHH que hacen parte de ACONC, así como integrantes de ASOM y PCN [9]. 

Cada semana hay denuncias por atentados, amenazas e incluso asesinatos contra luchadores sociales. Muchas veces los crímenes son cometidos por encapuchados o motorizados a escasos metros de estaciones de policía o brigadas militares: esos "encapuchados", esos "hombres armados", son la herramienta paramilitar del Estado y multinacionales. No cesa el Terrorismo de Estado en Colombia. A punta de exterminio, las herramientas militares y paramilitares del Estado viabilizan el saqueo capitalista del país: asesinando, desapareciendo, encarcelando, forzando al destierro, amedrentando a toda persona que se opone al saqueo y la explotación, amputándole a Colombia sus hijas e hijos más solidarios, desintegrando la organización social. Es la guerra constante que perpetra la clase explotadora, el capitalismo transnacional, contra la clase explotada y contra la madre naturaleza. Capitalismo es Barbarie.
______________________________________________

Blog de la autora: www.cecilia-zamudio.blogspot.com 
______________________________________________

NOTAS:
[2] “Defensoría del Pueblo exigió garantías para que defensores puedan trabajar por sus comunidades”.
[3] Desde la firma del Acuerdo van más de 600 activistas sociales asesinados a manos de la herramienta paramilitar y militar del Terrorismo de Estado.
[4]129 ex-guerrilleros asesinados desde la firma del Acuerdo:
[7] Colombia: más de 7,7 millones de personas despojadas de sus tierras y desplazadas forzadamente por la herramienta paramilitar y militar, para vaciar de habitantes y de protestas las zonas más ricas. "Colombia es el país con más desplazados internos del mundo, según Naciones Unidas. Por encima de países del continente africano y asiático como Siria, que es el segundo país con más desplazados internos (6,2 millones), seguido de Sudán (5,2 millones), Irak (4,5 millones), Afganistán (3,12 millones) y Somalia (2,17 millones)".
[9] https://www.contagioradio.com/atentan-contra-lideresa-francia-marquez/?fbclid=IwAR2nx22XZCvyqXQ0xMcyhwb0uVkmKvugrZ5uV6CKBxNIVO8JdeQ3N7bn_lE
SEGUIR LEYENDO...